Limpieza Segura Y Efectiva
Para Los Inodoros

Muchos limpiadores para los inodoros o tazas del baño tienen ácido y otros químicos que son dañinos. Use el producto más suave que encuentre y siempre use guantes para protegerse.

La mayoría de los limpiadores que no tienen acido son relativamente seguros para usar y sólo tienen un impacto pequño en el medio ambiente. Los desinfectantes requieren un poco m ás de atención pero son bastante seguros. Los impiadores que tienen ácido son los m ás peligrosos.


Use un limpiador suave para el mantenimiento diario de los inodoros.

A menos que los inodoros ya esten en buenas condiciones, límpielos primero y luego use otro desinfectante.

Utilice limpiadores ácidos sólo cuando haya manchas muy difíciles de sacar.

Los limpiadores ácidos son muy peligrosos, prototéjase siempre con guantes y gafas (lentes que le cubran los ojos).

Los ácidos corroen el metal. Use limpiadores ácidos solo en inodoros de procelana.

No combine ácidos con decolorantes. Esto crea un gas que le puede matar.

La limpieza regular - use un producto de limpieza fuerte sin ácido para el mantenimiento diario de los inodoros. No use decolorante o cloro. En vez de eso, use un desinfectante que contenga cloruro de amonia para matar los gérmenes.

Algunos suministradores combinan un limpiador y desinfectante en un solo producto. Sólo se debería usar esta combinación si el dispositivo del inodoro no esta demasiado sucio.

De otra manera, se debería limpiar los inodoros primero y después utilizar un desinfectant por diez minutos para obtener buenos resultados.

Sacando manchas - a veces, las manchas de cal, moho, u otros depósitos fuertes se pueden formar en el inodoro. Es posible que su limpiador regular no pueda quitar estos materiales.

Usted tiene dos opciones: Usar un limpiador de polvo y un cepillo para restregar la taza o usar un limpiador ácido.

Ya que los ácidos pueden hacer daño muy r ápido, siempre se debe proteger utilizando guantes y gafas. Derrame el limpiador ácido en una manera que no salpique. Use su cepillo con cuidado para evitar las salpicaduras. Cuando usted haya terminado, b ájele a la taza del inodoro dos veces para eliminar el exceso de limpiador.